916 62 72 32

Encías sangrantes y la alerta de un posible problema periodontal

Encías sangrantes y la alerta de un posible problema periodontal

  • Encias sangrantes

Sufrir de encías sangrantes representa uno de los signos más claros en cuanto a enfermedades periodontales. Esta situación, a la que también nos referimos como sangrado gingival, podría estar avisando sobre el desarrollo de una enfermedad del periodonto, y en este caso mostrando un signo inequívoco de que es necesario acudir a tu dentista de referencia.

Que te sangren las encías al cepillarte los dientes , al morder una manzana o encontrarte manchas de sangre en la almohada por algo normal que te pueda parecer, no existe ningún motivo como para no tomártelo en serio y no dejarlo pasar.

Si bien es cierto que podría ser el aviso del desarrollo de una enfermedad y no un síntoma grave, son muchas las posibilidades que encierra.

¿Por qué sangran las encías? Causas más frecuentes.

Debido a que las encías sangrantes vienen a ser consecuencias o síntomas de otros problemas, existen muchas causas por las cuales alguien puede sufrir sangrado de encías.

Antes de estudiar cualquier posible causa detrás de las encías sangrantes, los odontólogos especialistas observan primero la placa de los dientes justo en la línea de las encías. Cuando esta placa es eliminada de forma inadecuada, el sangrado de las encías es casi inevitable y se incrementan las posibilidades del desarrollo de gingivitis en el paciente.

Cuando existe una higiene bucal deficiente y la placa se acumula, esta se transforma en sarro. La presencia abundante y prolongada del sarro no solo estimula el sangrado de las encías, sino que también puede causar periodontitis, la cual es una peligrosa enfermedad periodontal y del hueso mandibular.

Otras causas menos comunes son los cambios hormonales dramáticos, especialmente durante el embarazo, púrpura trombocitopénica idiopática, la leucemia, el escorbuto o la deficiencia de vitamina K, entre otras.

Malas prácticas que inciden en el sagrado de encías

Además de las enfermedades y factores que tienen como causa el sangrado de encías, debemos también mencionar las prácticas negativas que logran incidir negativamente en la salud de las mismas.

La primera y más común de estas causas es el cepillado brusco, al cual se le aplica demasiada fuerza. Mientras que el tipo de cepillo y la dureza de las cerdas son factores importantes, incide incluso más la forma en la que se cepilla el paciente, causando manualmente las lesiones entre el diente y la encía.

Asimismo, el uso incorrecto de la seda o hilo dental puede causar irritación y heridas en las encías, siendo causante directo del sangrado. Finalmente, debemos hacer mención a los casos donde la prótesis dental es la culpable. Estas prótesis suelen tener pequeños elementos, elaborados en materiales duros, que pueden causar lesiones si se ajustan incorrectamente.

Medidas para prevenir el sangrado gingival

Si bien es cierto que las encías sangrantes pueden ser causadas por enfermedades graves como la leucemia, existen muchas medidas preventivas que podemos poner en práctica en casa. La inmensa mayoría de las veces todo acaba residiendo en la higiene bucal, la cual puede ser descuidada con facilidad.

Las medidas preventivas que puedes aplicar desde hoy son:

  • Evita el consumo de tabaco.
  • Aprende a utilizar apropiadamente la seda dental.
  • Cepíllate los dientes con cuidado y con consciencia sobre la fuerza y movimientos.
  • Procura que la próstesis dental está debidamente ajustada.
  • Visita al odontólogo para eliminar la placa dental, al menos, dos veces al año.
  • Evita los enjuagues bucales con alcohol y otros ingredientes que puedan irritar la encía.

Y recuerda, ante cualquier indicio de sangrado de encías te recomendamos que acudas a consulta lo antes posible, ya que esta situación puede ser el presagio de un problema que se podría agravar con el tiempo. Nuestra primera consulta informativa es gratuita.

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website